Guionistas.net

Blog y noticias de la primera red social dedicada al mundo del guión desde 2003

Flightplan: Análisis

"LUZ DE GAS" a 30.000 pies

flightplan_cartelCon profundas pretensiones hitchcockianas el suspense vuela por todo lo alto en la primera película que rueda fuera de sus fronteras el alemán Robert Schwentke (Tattoo-2003, Heaven-1993), pero vuela tan alto que hasta podría decirse que esta cinta escrita por Peter A. Dowling y Billy Ray (La guerra de Hart-2002, Volcano-1997) adolece de mal de alturas, cierto acuse de jetlag y un mal cálculo de combustible que obliga a sus creadores a precipitar su vuelo en las frías tierras de Terranova, donde como todos sabemos, el público suele quedarse frío.


Y es que de no ser por Jodie Foster (La habitación del pánico-2002, El silencio de los corderos-1991, Taxi Driver-1976) la película hubiera explotado en el aire de forma tan estrepitosa que hubieran tenido que buscar la caja negra con ayuda de aventajados mediums.

Tras sufrir la trágica pérdida de su esposo, una semana después, Kyle (Jodie Foster), ingeniero aeronáutico, regresa a Estados Unidos acompañada de su traumatizada hija, Julia (Marlene Lawston) con el fin de dar sepultura a su difunto cónyuge en su tierra natal. Cargada de un sofisticado ataud y un sinfin de problemas, Kyle embarca en el aeropuerto de Berlín en un gigantesco aparato en cuyo diseño participó como ingeniero. 

leer
11992 Hits
0 Comentarios

Las hermanas Bolena, de J. Chadwick

De Justin Chadwick

Jaime Fernández (Tribuna Complutense) 

Las_hermanas_Bolena-844409054-large

 

El prestigioso periodista madrileño, Jaime Fernández, ha cedido a GN una de sus últimas críticas cinematográficas, en esta ocasión sobre la película "Las hermanas Bolena", de Justin Chadwick, un drama histórico ambientado en la Inglaterra del siglo XVI protagonizado por Scarlett Johansson, Natalie Portman y Eric Bana. 

CRÍTICA 

La pobre Catalina de Aragón ha sido incapaz de dar un hijo a Enrique VIII, así que este no duda ni por un segundo en buscarse una amante que traiga al mundo al heredero que tanto desea. Para ello irá eligiendo de familia en familia y, por supuesto, con el beneplácito de las familias. El resto de la historia es conocida, Ana Bolena acabará en brazos del rey y no le dará más que quebraderos de cabeza (literalmente). 

 

leer
9549 Hits
0 Comentarios

No es país para viejos

No country for Old Men (No es país para viejos)

no-country-for-old-men_afiche

Dentro de lo políticamente correcto, en los tiempos que corren se hace difícil hoy en día realizar una crítica sobre una película como esta, volando en contra del viento, aunque los pilotos aéreos saben que esta es la única forma sensata de tomar tierra en un aeropuerto. Tal vez por el espíritu aventurero que caracteriza desde siempre a los de los hermanos Wright, y porque si aterrizas con viento de cola estás practicando un verdadero suicidio, amigos del celuloide, hay que reconocer que hay que compartir esa visión arriesgada de la vida para acercarse a esta magnífica película de los hermanos Coen y gritar entre interrogantes bien altos ¿POR QUÉ DEMONIOS LE HAN DADO UN OSCAR AL MEJOR ACTOR SECUNDARIO... a nuestro queridísimo y ultra-aclamado Javier Bardem?

Cierto es, que el más grande y más alto de los Bardem ejecuta un trabajo interpretativo bastante milimétrico en este western contemporáneo. Pocas pegas se le podrían encontrar por su trabajo como actor. Nuestro Javier se mueve dentro de los cánones que creo deben marcar el trabajo de un artista de la gran pantalla: Esto es a mi juicio intepretación contenida, ego diluído en el personaje, verosimilitud interpretativa, presencia y empaque de Star capaz de empequeñecer la pantalla, etc. Pero mi suicidio como crítico se reduce a repetir nuevamente la pregunta que formulé en el párrafo anterior: ¿Por qué le han dado el Oscar a este chico?

El guión es a mi juicio excelente pero la dirección, auténtica marca de la casa de Joel y Ethan (Coen) es superior. Son ellos dos, los que han sabido acertar con unos diálogos cuasi costumbristas, capaces de trasladar el baturrismo más provinciano a la pantalla internacional, asentando a golpes de sílaba la psicología de los personajes. Recuerdan en muchos casos aquellas inquietantes actitudes que reflejaron con acierto los inolvidables personajes de Fargo 1996 donde machacando con destreza los clichés supieron mostrarnos un vendedor de coches de segunda distinto a todos los vendedores de coches que antes habíamos visto, y dos matones de poca monta distintos y genuinos a todos los anteriores matones que la pantalla nos había mostrado, y una sherif medio paleta que nunca antes... en fin, no quiero redundarme a mi mismo.

leer
20774 Hits
0 Comentarios

El último gran mago, de Gillian Armstrong

EL ÚLTIMO GRAN MAGO

Jaime Fernández

ELULTIMOMAGODeath defying acts (Actos que desafían a la muerte) es el título original de este falso biopic sobre los últimos días de Harry Houdini. Dejando de lado el hecho de que en España parece que las traducciones de los títulos las hacen los hijos de los que trabajan en las distribuidoras, el filme narra una historia de amor entre el famoso escapista y una médium que intentará ponerle en contacto con su madre muerta. 

Lo primero que uno piensa cuando ve la película es que se encuentra ante la adaptación de una novela de Jules Verne. Los escenarios de Edimburgo parecen sacados de alguna novela del autor francés y también lo parecen los personajes e incluso la manera de moverse y de hablar. Edimburgo debe ser de esas pocas ciudades en las que todavía se puede rodar sin tener que preocuparte demasiado por el siglo del que estés hablando, porque parece haberse congelado en el tiempo, con sus castillos, sus calles empedradas y la maravillosa torre homenaje a Walter Scott. Eso, y que el director de fotografía, Haris Zambarloukos, sabe muy bien lo que se hace. 

La directora Gilliam Armstrong se ha especializado en rodar películas que rozan lo cursi, como la versión moderna de Mujercitas (1994) o Charlotte Gray (2001), pero siempre consigue sacar los pies del plato antes de que sea demasiado tarde. Aquí, la aparición de un ángel espiritual de pelo rojo y alitas, aunque sólo sea en un sueño, es un tanto peliagudo, pero por suerte la presencia de la niña Saoirse Ronan nos saca del empalagoso pozo. De hecho, tanto esta actriz como Timothy Spall son los dos contrapuntos perfectos y realistas a la historia de amor imposible entre Guy Pearce y Catherine Zeta-Jones. Spall interpreta a un pepito grillo que devuelve a la realidad a un escapista que parece empeñado en conocer la muerte y Ronan es la niña que ve con escepticismo cómo su madre, una falsa médium, se enamora del escapista más famoso del mundo. 

La película en sí es una estupenda historia de amor en la que tanto Guy Pearce como Catherine Zeta-Jones cumplen perfectamente con su papel de bobos enamorados. Un papel que tiene mucho más que ver con la muerte y con los actos que la desafían que con un gran mago, porque de eso nada de nada. 

Por gentileza de Tribuna Complutense. 

FICHA DE LA PELÍCULA 

TITULO ORIGINAL: Death Defying Acts 
AÑO: 2007   
DURACIÓN: 97 min.     
PAÍS: Reino Unido 
DIRECTOR: Gillian Armstrong 
GUIÓN: Tony Grisoni, Brian Ward   
MÚSICA: Cezary Skubiszewski 
FOTOGRAFÍA: Haris Zambarloukos 
REPARTO: Catherine Zeta-Jones, Guy Pearce, Timothy Spall, Saoirse Ronan 
PRODUCTORA: Coproducción GB-Australia; Film Finance Corp. / BBC Films / U.K. Film Council / Myriad Pictures / New South Wales

16841 Hits
0 Comentarios

Asesinato Justo, de Jon Avnet

ASESINATO JUSTO: EL TIEMPO PASA HASTA PARA LOS GRANDES 

Ricardo Carpio 

asesinato-justo_cartelHace treinta años, De Niro y Pacino estaban en boca de todos por ser dos de los actores que revolucionaban el mundo de la interpretación. Su incursión era la entrada de una nueva generación que venía muy fuerte u y que revolucionaria el mundo de la interpretación con ellos dos a la cabeza. Robert acababa de terminar “El cazador” pero ya había hecho “Malas calles, “Taxi driver” y “El padrino II”. Al, aparte de los dos Padrinos, ya se había disfrazado de “Serpico” y ya había hecho “Tarde de perros”.Todo indicaba que sus carreras les encumbrarían como dos de los más grandes y así fue. 

Pero hete aquí, que resulta, que hace un buen puñado de años que estos dos dinosaurios del séptimo arte no hacen una buena película ni a tiros. Han dado bandazos y muy gordos, y no los voy a nombrar aquí porque desde esa joya llamada “Heat” (película de 1995  recuerden) sólo han hecho caja porque interpretar desde luego que no. 

Se quejan de que casi no hay papeles para ellos y puede ser, pero unos actores de esta categoría no pueden caer en hacer constante bazofia. 
Ahora se embarcan en una historia que no es nueva para nada, que no tiene ritmo, ni tempo, ni acción, y eso que es un thriller, ni nada de nada. El guión es flojo, malo y pobre. La dirección que toma el final es de risa pero también es preocupante porque se piensan que el espectador es gilipollas y esto ya es grave. 

El director es John Avnet….sin comentarios. ¿Vieron “88 minutos”? si la respuesta es negativa, les felicito, si es afirmativa, les entiendo, ahora  no esperen nada de este señor con esta  película. Este director ha perdido el norte y el sentido del ritmo fílmico pero claro con un guión tan malo es imposible sacar nada en claro, sólo los elegidos lo hacen, y claro está, el señor Avnet no lo es. 

leer
4836 Hits
0 Comentarios